Testimonios

Despertar a una vida feliz

Mi nombre es Patricia, quisiera compartir mi experiencia de vida antes y después de haberme encontrado con el método de Meditación de la Resta.

ANTES

Desde pequeña siempre me sentí muy insegura frente a las personas, sin embargo como me iba muy bien en el colegio me acostumbré rápidamente a tener cierta reputación y a obtener el cariño y admiración de la gente a través de mis logros.

Siempre sentí que era mi deber mejorar la situación económica en la que yo sentía que se encontraba mi familia. Con el correr de los años logré una buena carrera, un buen trabajo, y con ello vino la seguridad económica. Sin embargo esto no era suficiente, seguía sintiendo un vacío en mi corazón, algo que no me dejaba ser feliz completamente, y bueno quién es feliz cien por ciento! me decía a mi misma.

Fue ahí donde comenzó mi búsqueda para llenar el vacío interno, probando un poco de cada cosa que se me iba presentando, como la práctica de yoga, reiki, deporte, flores de Bach, psicólogo, libros de autoayuda, volver a la iglesia, tratar de entender la biblia, etc. Saltaba de una cosa a otra, encontrando alivios temporales. Mis amigas me decían que cuando tuviera un hijo sería completamente feliz, pero yo no compartía la idea de poner el peso de mi felicidad en otro ser, que ni siquiera había nacido.

Durante los últimos años, me enfoqué casi por completo en mi carrera pensando en que la realización profesional podría suplir este vacío. Lo que logré fue estresarme a tal punto de que mi cuerpo enfermó. Además, sin importar con quién estuviera, me sentía profundamente sola, lo que me tenía en un estado de ánimo muy bajo. Una noche al llegar a casa después del trabajo, me encontré con un folleto de Meditación de la Resta en la recepción del edificio donde vivo, y lo tomé decidida a probar con la meditación, aunque no tenía la menor idea de qué se trataba. Cuando llegué al centro local me sorprendí con tanto cariño que me brindaban sin conocerme, no tenía que ganármelo, sólo me lo daban. Cuando me explicaron el método de meditación, lo encontré muy lógico y fácil, así es que comencé, compartiendo mi tiempo entre el trabajo y el centro. A los pocos meses mi pareja también comenzó a meditar, tal vez intrigado por saber qué había de especial en esto que me hacía volver muy tarde a casa cada noche.

DESPUES

Conforme iba avanzando en la meditación me iba dando cuenta de lo equivocada que había vivido, que todo lo que había sucedido en el pasado y las preocupaciones del futuro nunca habían tenido sentido. Así que decidí en poner todo mi empeño y dedicarme por entero a la meditación, por lo que dejé mi familia y mi trabajo y, alentada por los asistentes del Centro, viajé a Corea. Ahora puedo ver que el orgullo con el que crecí y la constante búsqueda de aceptación, de reconocimiento y de amor sólo daban cuenta de lo autocentrada que había vivido, hasta el momento el mundo giraba alrededor mío, y que un gran sentimiento de inferioridad era la raíz de todo esto. Aunque siempre me consideré generosa con las cosas materiales, logré ver que con los años había acumulado un gran apego al dinero, por el temor que sentía frente a la posibilidad de no contar con éste en un futuro.

A medida que iba limpiando mi mente, comprendí también por qué sucedió cada acontecimiento de mi vida, encontrándole sentido a todas las cosas. Cuando llegué al cuarto nivel de meditación algo mágico ocurrió, y por primera vez tuve la certeza de que nunca había estado sola, que Dios se encontraba en mi corazón. Experimenté una tranquilidad tan grande como nunca antes, de ahí en adelante mi estado de ánimo mejoró considerablemente, sintiéndome en una especie de “estado de felicidad” permanente, y nunca más volví a llorar por sentirme triste o sola, lo que antes era muy común en mí. Ahora dedico cada día a restar, de acuerdo al método que nos entregaron, uno por uno cada pensamiento inútil que he guardado en mi mente todos estos años, y puedo sentir que cada vez la mochila que cargo en mi espalda se va haciendo más liviana. Pensar actualmente en mi vida de hace un par de meses atrás es como recordar una vieja película que vi muchas veces, por lo que cada vez se hace más borrosa y ya no tiene sentido volver a verla una vez más.

Tengo mucho que agradecer a los asistentes del centro de meditación de la Resta de Chile, porque siempre me alentaron a seguir, con su amor, su alegría, su positivismo, muchas gracias a la vida que me guió hasta aquí, gracias al método de meditación que ha cambiado y sigue cada día cambiando mi forma de ver las cosas. Ojalá que todas las personas pudieran experimentar lo que yo he vivido, ya que la felicidad en esta vida es posible.

Patricia Toro / Santiago de Chile
Go Back

Ahora sé qué hacer para cambiarme a mí mismo

Antes de comenzar Meditación de la Resta yo estaba insatisfecho con la vida, con el mundo y con las personas que viven en él, pero no tenía ninguna respuesta acerca del por qué de esa infelicidad. Tengo una buena esposa, 3 hijos amorosos, una linda casa y un buen carro. Siempre he querido trabajar para mí mismo porque realmente creía que eso me haría feliz. En los años previos al comienzo de la meditación, estaba logrando con cierta facilidad la mayoría de las cosas que quería en la vida para ser feliz.

Había una sensación persistente de que a pesar de que conseguía lo que quería materialmente todo parecía tan delicado y frágil. Estaba constantemente preocupado por el futuro desde una edad temprana. Un día me detuve y pensé que sin importar cuánto he ganado materialmente, todavía estaba preocupándome, más que nunca, por el futuro y lo que éste tenía guardado para mí. Me detuve y me pregunté a mí mismo, qué pasaría si me propusiera todas estas metas, si incluso las lograra … y todavía no llegara a estar seguro, ¿me sentiría feliz alguna vez?

Esto hizo darme cuenta de que había algo que faltaba en mi vida, algo que el dinero no puede comprar. He tenido preguntas toda mi vida sobre esto y aquello y no estaba contento con las respuestas que había escuchado. Luché con las personas y sus puntos de vista, yo estaba desesperado por conseguir mi punto de vista a través de eso, lo que causó problemas de relación. Incluso desconocidos que me encontraba durante el día, pude encontrar sentimientos molestos acerca de ellos. Mi mundo se convirtió en un mundo de enojo. Sabía que no era saludable para mí ni para los que me rodean … Empecé mi búsqueda. Empecé a leer libros sobre la espiritualidad para ver si podía encontrar respuestas allí. En un libro he leído acerca de la mente, lo que me interesó y me di cuenta de que algunos de mis problemas podrían haber surgido de mi propia mente. El libro me recomendó probar algún tipo de meditación. Así que cuando mi esposa trajo a casa un folleto de Meditación de la Resta, lo quise probar de inmediato. Tan pronto como empecé a meditar y deshacerme de las fotos, mi vida comenzó a cambiar más allá de lo que se pueda creer. Estoy muy agradecido a Meditación de la Resta porque ahora sé qué es lo que tengo que hacer para encontrar la paz y la verdadera felicidad.

Daniel Wylie / Mandurah
Go Back

Vivir sin estrés ni preocupaciones

Mi nombre es Dwi Widiastuti, soy del centro local de Meditación Indonesia. Antes de practicar Meditación de la Resta, no sabía por qué mi vida siempre estaba llena de preocupaciones, y esa era la razón por la cual me estresaba tanto. Estaba preocupada por el dinero, preocupada por mi futuro, mi familia y también por mis relaciones personales; y, además de eso, era una persona muy susceptible, por lo que si alguien no coincidía con mi mente, por dentro me sentía muy enojada. Eso me hacía sentir muy mal e incluso tenía dificultades para dormir en la noche.

Como mi mente no podía dejar de pensar, incluso mi cuerpo quería descansar, pero mi mente no me lo permitía. Esa era la razón por la cual no podía dormir bien en la noche. En ese tiempo, incluso estaba lejos de mi familia. A veces, sentía que mi mente estaba muy sola.

Cuando estaba en Singapur, mi ex jefe me habló acerca de Meditación de la Resta. De hecho yo nunca había sabido qué era, sin embargo, escuché la explicación acerca de Meditación de la Resta, me sonó muy lógico e incluso ellos tenían el método de la sustracción de la mente. Por lo tanto, decidí hacerlo. Ellos me dijeron que el método es muy fácil de seguir para todas las personas. Por esa razón, incluso yo he podido seguirlo fácilmente. Y luego de haber seguido el método de la sustracción nivel por nivel, mi vida ha cambiado muchísimo.

Ahora, mi cuerpo se mueve antes de que mi mente se ponga a pensar y a preocuparse. Este método es realmente increíble que solo con la sustracción las personas pueden cambiar completamente. Con este método, ahora mi vida está llena de felicidad y alegría. Ya no estoy preocupada ni estresada! Incluso las demás personas pueden sentir el cambio en mí, las personas de mi alrededor pueden notar que ya no soy susceptible como lo era antes, que ya no tengo esa mente. Mi esperanza es que todos puedan sentirse así, de la manera en la que siento esta felicidad en este preciso momento. Con este método de Meditación de la Resta, todos pueden lograrlo! Y ahora, estoy comenzando a ser asistente en mi país, en el centro de Indonesia. Mi sueño es que todos hagan Meditación de la Resta para alcanzar la verdadera felicidad y la libertad eterna.

¡¡¡¡¡¡Muchísimas gracias, Meditación de la Resta!!!!!!

Dwi Widiastuti, Indonesia

Dwi Widiastuti / Indonesia
Go Back
pablo

Restar es comenzar a vivir

Contar la experiencia personal es necesaria para poder explicar los cambios que genera el Método de la Resta.
La vida cotidiana dormir, desayunar, trasladarse al trabajo, hablar con amigos, distraerse, cenar y volver a dormir. Y cada dia uno va guardando esas experiencias y busca soluciones a dudas, acciones y misterios de la vida, las cuales provocan insatisfacciones enojos, tristezas y pena. Esta era mi vida, más todo aquello que sentía internamente y que tan solo yo sabía. Mis miedos. Mi angustia ante la soledad, la nada misma, la muerte…un sentimiento profundo de tristeza e incomprensión de la vida.
Encontrar este método, fue un regalo, y al cual le estoy realmente agradecido porque a medida que fui pasando los distintos niveles, te vas dando cuenta de lo equivocado que estaba viviendo, de las vivencias que uno tiene, de los lazos personales, de los recuerdos buenos o malos, de los miedos, de mi carácter, y de tus defectos por así decirlo.
Al recorrer el método e ir pasando los niveles, empezas a cambiar sin darte cuenta. El trabajo ya no te molestará, serás más directo, más rápido y podrán decirte “Se te ve más alegre”.
En la familia, compartirás más cosa, podrás entender las acciones de tus seres queridos, aquello que veías como rencor, celos, desobediencia o desafío…lo comprenderás, lo vivirás de otra forma.
Dije que había empezado a meditar por mis miedos, ahora ese miedo se volvió falso, porque todas esas imágenes y sensaciones que tenemos en nuestra mente, como dice el Maestro, no existen ya no tengo miedo. Ahora un sentimiento de felicidad y comprensión del universo llenan mi interior…y cada dia que pasa…es hermoso. El método transformó mi vida, mis pensamientos individuales en un sentimiento amplio universal de coexistencia.
Por todo esto les deseo que se den una oportunidad para conocer el Método de la Resta y escuchar de corazón las palabras del Maestro. No pierden nada, ganan un montón, una nueva vida.😊❤❤❤

Pablo Boglietti, Arquitecto / Meditación Caballito
Go Back
adrian

Cambiar mi vida

Hola, me llamo Adrián y quisiera contarles mi experiencia en meditación.

Hace 5 años atrás, mi hermana enfermó y luego de un año de batallar contra su enfermedad, falleció. A partir de ahí, mi vida (que hasta entonces yo creía era muy estable, armoniosa, feliz y divertida), se desplomó. Caí en una depresión en la que todos mis miedos internos se apoderaron de mí. Y, aunque tenía a mi lado tanto familia como amigos, me era imposible disfrutar esos momentos con ellos. Busqué ayuda en médicos, pero no encontraba resultado, sólo se sumaban más medicamentos al pasar el tiempo. Todo se veía muy oscuro y no tenía ni idea de para dónde seguir, me sentía atrapado …

… hasta que encontré esta meditación.

 

Al empezar a meditar, comencé a sentir un gran alivio. También me sentía en paz al salir del centro al que asistía. Pude dejar los medicamentos paulatinamente, y empecé a ver todo con más claridad …

 

¿Qué es ver con más claridad?…

…Cuando era chico tenía mucho miedo a la oscuridad. Mis padres tenían que dejar la luz encendida de mi cuarto al acostarme a la noche. Pero a veces al verme dormido la apagaban, y alguna de esas noches quizás yo despertaba, y al no ver nada, trataba de salir de ahí, pero no veía por dónde ir, me golpeaba con los muebles y no me orientaba sobre dónde estaba la puerta de la habitación. Me sentía solo, con mucho miedo y perdido, por eso comenzaba a llorar y gritar hasta que mis padres vinieran, y aunque ellos me decían que no pasaba nada, que todo estaba bien, yo me sentía frustrado y muy enojado.

 

Gracias a este método, pude reconocer que había vivido siempre con estas emociones, y repitiendo siempre lo mismo. Literalmente siempre, en cada instante de mi vida volvía a sentirme solo, con miedo, perdido, frustrado y enojado.

Así que, así como cuando uno limpia algo primero se debe ver la suciedad para luego simplemente limpiar, así de simple es éste método de meditación. Por eso le aconsejo a todas las personas que comiencen ya, para que puedan vivir de verdad.

Ahora me siento muy libre, sin miedos ni preocupaciones, puedo disfrutar todos los momentos con la familia y amigos, como también moverme sin estrés en el trabajo, cada día siento más energía, más paz, felicidad, agradecimiento y sentido de la vida.

GRACIAS!!!

Adrian Cornes, Diseñador Gráfico / Meditación Caballito
Go Back
제목 없음

Sentir agradecimiento sincero

Realmente no tuve motivos de queja en mi vida, muy por el contrario, fui una niña mimada. Sin embargo, tengo recuerdos de chiquita en que me decían (a modo de reto) “cómo puede ser que nunca nada te alcance”. Y es que así fue como siempre viví: Aunque tenía lindas amistades, una familia que me apoyaba, aunque pude estudiar lo que quería y trabajar en donde me propuse, igual siempre estaba deseando algo más. Hoy entiendo que era una sensación de vacío, que en ese entonces no sabía reconocer ni describir.

Indistinto de lo que hiciera o lograra, siempre soñaba con una vida diferente, como si en ese imaginario estuviera la felicidad. Y había una pregunta molesta que me perseguía: “¿qué hubiera pasado si en vez de esto, hubiera elegido aquello?”.

Este método de meditación llegó a mí para apagar todas las dudas y pensamientos sin sentido; todo ello se reemplazó por una gran satisfacción. Ahora que deseché los reproches y exigencias que me abrumaban, sólo queda agradecimiento.

Meditando se siente rápidamente un gran alivio, como si uno se sacara una mochila de encima. Ahora sé lo que es la felicidad verdadera. Hoy no me pregunto si otra cosa sería mejor, no siento arrepentimientos del pasado, ni tengo miedos sobre el futuro. Realmente puedo aceptar las cosas como son, venga lo que venga.

¡Los animo a todos a probar este increíble método! No importa con qué propósito vengan a meditar, sin dudarlo aquí podrán lograrlo. Ojalá todas las personas puedan sentir tanta paz interior y vivir con tanta alegría y convicción como la que yo siento hoy.

Celeste Durnhofer, Empleada administrativa / Meditación Colegiales
Go Back